Atrás

SAIH GUADALQUIVIR

Con 20 años a sus espaldas, el Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) es la herramienta fundamental para conocer a tiempo real la situación hidrológica de la cuenca y ayudar a los técnicos responsables en la toma de decisiones, tanto en el seguimiento de avenidas -para prevenir y minimizar daños-, como en la gestión del recurso -especialmente en períodos de escasez-.

 

Además, desde hace unos años, esta red automática se ha convertido en un explotado medio de información para los ciudadanos que, desde la web www.chguadalquivir.es/saih o desde la app CH Guadalquivir, pueden conocer de forma inmediata, en qué puntos de la cuenca está lloviendo en cada momento, qué caudales están circulando por los ríos que atraviesan sus localidades o la situación de los embalses, entre otros muchos datos de interés.

 

¿Pero cómo se obtiene esa información?

 

Para lograrla, la red se distribuye a lo largo de los 57.527 km2 de cuenca, en los denominados puntos de control, distribuidos por las ocho provincias andaluzas, además de Ciudad Real, Albacete y Badajoz.

En cada uno de esos puntos -56 embalses, 81 tomas de riego, 37 centrales hidroeléctricas, 73 estaciones de aforo y marcos de control y 202 pluviómetros- se encuentran sensorizadas distintas variables hidráulicas, como el nivel de agua, la posición de compuertas, las válvulas, la pluviometría, etc¿ Estas señales se concentran en una estación remota, desde la que se transmite la información, vía satélite o GPRS, hasta el centro de proceso de cuenca, ubicado en Sevilla, donde se procesa y se pone a disposición de todos los técnicos de la Confederación, de los usuarios y del público en general. Toda esta información se recibe y presenta en tiempo real, es decir sin comprobar ni corregir, por lo que se advierte de que se trata de ¿datos  no contrastados¿

Los datos hidrológicos de los embalses (lluvia, volúmenes embalsados, aportaciones, desembalses, etc¿) son revisados diariamente y, en su caso, editados y corregidos. También se someten a un proceso de revisión y corrección ¿pero con carácter semanal o mensual- los datos más importantes de los principales puntos de control (precipitación registrada en el resto de pluviómetros, caudales medidos en los aforos, etc.)

Precisamente, los datos contrastados de los embalses son la base del informe pluviométrico, que con carácter mensual, realiza el personal del SAIH de la CHG. En él se recoge, por una parte, la precipitación acumulada durante el mes objeto del informe y su comparación con la media histórica de los últimos 25 años; así como su distribución geográfica, haciendo hincapié en las zonas que han recibido las lluvias más abundantes y en las que se localizaron menos precipitaciones.

Por otra parte, el documento también recoge la precipitación acumulada desde el inicio del año hidrológico -1 de octubre- y su distribución por zonas. 

SAIH GUADALQUIVIR