Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica del Guadalquivir

Mediante el Real Decreto 355/2013, de 17 de mayo, se aprobó el Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica del Guadalquivir, habiendo sido informado favorablemente por el Consejo del Agua de la Demarcación el 19 de septiembre de 2012 y por el Consejo Nacional del Agua el 13 de diciembre de 2012.

La nueva planificación hidrológica

La planificación hidrológica es un requerimiento legal que se establece con los objetivos generales (Art.40 del Texto Refundido de la Ley de Aguas) de conseguir el buen estado y la adecuada protección de las masas de agua de la demarcación, la satisfacción de las demandas de agua y el equilibrio y armonización del desarrollo regional y sectorial. Estos objetivos han de alcanzarse incrementando las disponibilidades del recurso, protegiendo su calidad, economizando su empleo y racionalizando sus usos en armonía con el medio ambiente y los demás recursos naturales.

Con la aprobación de la Ley de Aguas en 1985 comenzó un proceso de planificación hidrológica en España con dos figuras de planificación; los planes hidrológicos de cuenca y el Plan Hidrológico Nacional. Estos planes hidrológicos de cuenca fueron elaborados por las confederaciones hidrográficas y elevados al Gobierno para su aprobación por los consejos del agua de cada Organismo de cuenca. El Plan Hidrológico del Guadalquivir anterior, se aprobó por Real Decreto 1664/1998, de 24 de julio.

Desde la Unión Europea, a través de la Directiva Marco de Aguas, 2000/60/CE (DMA), aprobada en el año 2000, se ha consolidado la idea de que una nueva cultura del agua es necesaria en la gestión de los recursos, con el objetivo de alcanzar el buen estado en nuestras aguas y ecosistemas fluviales. Esta filosofía de respeto al medioambiente, en consonancia con la satisfacción de las demandas existentes, es la que se ha ido promoviendo desde la administración hidráulica durante los últimos años.

Para cumplir con los requerimientos de la DMA, la legislación española ha modificado y adaptado los objetivos de la planificación hidrológica que, como se ha mencionado, debe tratar de compatibilizar la consecución del buen estado de las aguas superficiales y subterráneas con atender las demandas, mediante una gestión racional y sostenible. Además debe tratar de mitigar los efectos de las sequías e inundaciones.

Por ello, desde cada uno de los organismos competentes en materia de agua se ha trabajado sobre el cumplimento de tres principios fundamentales: la mejora y restauración de las masas de agua, la optimización de la oferta de recursos hídricos y la reducción en las demandas.

Dentro de este marco se engloba el proceso de planificación hidrológica, un proceso iterativo que se desarrolla en ciclos de 6 años:

 

Cilclos del Plan Hidrológico

El Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica del Guadalquivir

El Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica del Guadalquivir 2009-2015, cuyos trabajos se iniciaron en 2007, constituye la piedra angular sobre la que se apoya la gestión de los recursos hídricos para alcanzar los objetivos de la planificación hidrológica: conseguir el buen estado y la adecuada protección del dominio público hidráulico y de las aguas, la satisfacción de las demandas, y el equilibrio y armonización del desarrollo regional y sectorial, incrementando las disponibilidades del recurso, protegiendo su calidad, economizando su empleo y racionalizando sus usos en armonía con el medio ambiente y los demás recursos naturales. Además, es el principal elemento de información y participación para la implantación de la Directiva Marco de Aguas en los Estados Miembros de la Unión Europea.

El marco físico

El ámbito territorial de la demarcación hidrográfica del Guadalquivir corresponde con lo fijado en el Real Decreto 125/2007 del 2 de febrero, cuyas características más destacadas se recogen en la siguiente tabla:

MARCO ADMINISTRATIVO DEMARCACIÓN HIDROGRÁFICA DEL GUADALQUIVIR
Cuenca Comprende el territorio de la cuenca hidrográfica del río Guadalquivir, así como las cuencas hidrográficas que vierten al Océano Atlántico desde el límite entre los términos municipales de Palos de la Frontera y Lucena del Puerto (Torre del Loro) hasta la desembocadura del Guadalquivir, junto con sus aguas de transición.
Área demarcación (km²) 57.527
Comunidades autónomas Andalucía (90,22 %), Castilla-La Mancha (7,13 %), Extremadura (2,45 %) y Murcia (0,20 %).
Nº Municipios 541 (356 íntegramente dentro de la demarcación).

El espacio geográfico de la demarcación hidrográfica del Guadalquivir está configurado y delimitado por los elementos específicos que la enmarcan: los bordes escarpados de Sierra Morena al Norte, las cordilleras Béticas, emplazadas al Sur con desarrollo SO ¿ NE y el océano Atlántico. Los 3.479 metros de la cumbre del Mulhacén contrastan con la escasa altitud del amplio valle del río Guadalquivir. La depresión entra en contacto con el Atlántico a través de amplias zonas de marismas y una franja de dunas de hasta 10 km de anchura.

Marco físico

La identificación de las masas de agua

En la demarcación hidrográfica se han definido 443 masas de agua superficial, de las cuales 392 son de la categoría río, 35 masas de la categoría lago, 13 masas de agua de transición y 3 masas de aguas costeras.

Las 392 masas de agua de la categoría río se dividen en las tipologías de la siguiente tabla:

TIPOLOGÍA DE LAS MASAS DE AGUA SUPERFICIAL DE LA CATEGORÍA RÍO Nº MASAS
102 - Ríos de la depresión del Guadalquivir 40
106 - Ríos silíceos del piedemonte de Sierra Morena 48
107 - Ríos mineralizados mediterráneos de baja altitud 15
108 - Ríos de la baja montaña mediterránea silícea 92
111 - Ríos de montaña mediterránea silícea 6
112 - Ríos de montaña mediterránea calcárea 50
114 - Ejes mediterráneos de baja altitud 6
116 - Ejes mediterráneo-continentales mineralizados 8
117 - Grandes ejes en ambiente mediterráneo 5
Embalses 56
Total
392

Las masas de agua sobre embalses se dividen, asimismo, en las categorías que recoge la siguiente tabla:

TIPOLOGÍA DE LAS MASAS DE AGUA SUPERFICIAL SOBRE EMBALSES Nº MASAS
2 - Monomíctico, silíceo de zonas húmedas, con temperatura media anual mayor de 15º C pertenecientes a ríos de cabecera y tramos altos. 1
4 - Monomíctico, silíceo de zonas no húmedas, pertenecientes a ríos de cabecera y tramos altos. 18
5 - Monomíctico, silíceo de zonas no húmedas, pertenecientes a ríos de la red principal. 8
7 - Monomíctico, calcáreo de zonas húmedas, con temperatura media anual menor de 15ºC, pertenecientes a ríos de cabecera y tramos altos. 5
10 - Monomíctico, calcáreo de zonas no húmedas, pertenecientes a ríos de cabecera y tramos altos. 9
11 - Monomíctico, calcáreo de zonas no húmedas, pertenecientes a ríos de la red principal. 14
12 - Monomíctico, calcáreo de zonas no húmedas, pertenecientes a tramos bajos de ejes principales. 1
Total
56

Las masas de la categoría lago se dividen, asimismo, en las tipologías señaladas en la siguiente tabla:

TIPOLOGÍA DE LAS MASAS DE AGUA SUPERFICIALES DE LA CATEGORÍA LAGO Nº MASAS
265 - Lago cárstico, evaporitas, hipogénico o mixto, pequeño. 3
267 - Lago interior de cuenca de sedimentación, mineralización baja, temporal. 4
268 - Lago interior de cuenca de sedimentación, mineralización media, permanente. 4
269 - Lago interior de cuenca de sedimentación, mineralización media, temporal. 6
270 - Lago interior de cuenca de sedimentación, mineralización alta o muy alta, permanente. 2
271 - Lago interior de cuenca de sedimentación, mineralización alta o muy alta, temporal. 5
273 - Lago interior de cuenca de sedimentación, hipersalino, temporal. 1
275 - Lago interior de cuenca de sedimentación, de origen fluvial, tipo llanura de inundación, mineralización alta o muy alta. 4
277 - Lago interior de cuenca de sedimentación, asociado a turberas alcalinas. 1
280 - Lago litoral en complejo dunar, temporal. 3
11 - Monomíctico, calcáreo de zonas no húmedas, pertenecientes a ríos de la red principal. 1
12 - Monomíctico, calcáreo de zonas no húmedas, pertenecientes a tramos bajos de ejes principales. 1
Total
35

A su vez las masas de agua de transición se dividen en las tipologías de la siguiente tabla:

TIPOLOGÍA DE LAS MASAS DE AGUA SUPERFICIAL DE LA CATEGORÍA DE TRANSICIÓN Nº MASAS
701 - Aguas de transición atlánticas de renovación baja. (aguas muy modificadas por presencia de puerto). 6
387 - Salinas. 1
392 - Estuario atlántico mesomareal con descarga irregular del río. 6
Total
13

 

Las tres masas de agua costera, se clasifican en las siguientes tipologías:

TIPOLOGÍA DE LAS MASAS DE AGUA SUPERFICIAL DE LA CATEGORÍA DE COSTERA Nº MASAS
493 - Aguas costeras atlánticas del golfo de Cádiz. 2
499 - Aguas costeras atlánticas influenciadas por aportes fluviales. 1
Total
3

 

A continuación se recoge una figura con la definición gráfica de las masas de agua superficial identificadas:

Masas de agua superficiales de la demarcación hidrográfica del Guadalquviir

En cuanto a las aguas subterráneas en la demarcación hidrográfica del Guadalquivir se han definido 60 masas. A continuación se recoge una figura con la definición gráfica de las masas de agua subterráneas identificadas:

Masas de agua subterráneas de la demarcación hidrográfica del Guadalquivir

Inventario de recursos

Los recursos naturales superficiales considerados, están constituidos por las escorrentías totales en régimen natural evaluadas a partir del Modelo SIMPA (Sistema Integrado para la Modelización de la Precipitación-Aportación) desarrollado en el Centro de Estudios Hidrográficos del CEDEX, para el período 1940/41-2005/06, con una aportación media anual de 7.043 hm³/año.

Los recursos hídricos naturales subterráneos disponibles se estiman en cerca de los 2.680 hm³/año de los cuales de 2.232 hm³/año son renovables.

Usos y demandas

Los usos del agua son las distintas clases de utilización del recurso, así como cualquier otra actividad que tenga repercusiones significativas en el estado de las aguas. Estos usos incluyen los de abastecimiento de población, regadíos y usos agrarios, usos industriales para producción de energía eléctrica, otros usos industriales, acuicultura, usos recreativos, navegación y transporte acuático.

En la siguiente tabla se muestra la caracterización global de las demandas consuntivas totales en el escenario actual.

DEMANDA ACTUAL DE LOS PRINCIPALES USOS DEL AGUA POR ORIGEN (HM³/AÑO)
Abastecimiento Manantial 47,59 436,41
Regulado 326,58
No regulado 6,21
Subterránea 56,03
Agrario Regulado 2.283,89 3.504,06
No regulado 349,80
Subterráneo 853,65
Reutilización 16,73
Industrial Regulado 24,5 36,26
Subterráneo 11,8
Energía Superficial 31 31
Total
4.007,73

 

Como resultado de la tabla anterior se observa que la demanda total consuntiva de la cuenca del Guadalquivir en la actualidad es de 4.007,73 hm³/año, siendo el principal consumidor el uso agrario, con 3.504,06 hm³/año, lo que representa un 87% de la demanda total. La demanda urbana supone 436 hm³/año representando un 11% del total.

Según las estimaciones para el año 2015, la demanda tendencial rondará los 4.105,23 hm³/año, un 2,5% mayor que la actual.

DEMANDA TENDENCIAL EN EL HORIZONTE 2015 (HM³/AÑO)
Abastecimiento Manantial 48,82 464,56
Regulado 345,35
No regulado 7,85
Subterránea 62,54
Agrario Regulado 2.358,15 3.538,60
No regulado 339,28
Subterráneo 824,56
Reutilización 16,61
Industrial Regulado 29,7 43,4
Subterráneo 13,7
Energía Superficial 58,67 58,67
Total
4.105,23

 

En cuanto a la distribución de las demandas una vez aplicadas las medidas que fija el Plan quedaría como sigue:

DEMANDA CORREGIDA 2015 (HM³/AÑO)
Abastecimiento Manantial 39,03 393,47
Regulado 301,17
No regulado 5,15
Subterránea 48,12
Agrario Regulado 2.155,82 3.294,11
No regulado 309,41
Subterráneo 813,22
Reutilización 15,65
Industrial Regulado 29,7 43,4
Subterráneo 13,7
Energía Superficial 58,9 58,9
Total
3.789,88

 

Se observa un ahorro, tras la aplicación de medidas, de 315 hm³ respecto a la demanda tendencial 2015.

 

Registro de zonas protegidas

Los convenios internacionales suscritos por España, las directivas Europeas y la legislación nacional y autonómica establecen una serie de categorías de zonas protegidas, cada una con sus objetivos específicos de protección, su base normativa y las exigencias correspondientes a la hora de designación, delimitación, seguimiento (monitoring) y suministro de información (reporting).

En función de la base normativa aplicable a las distintas categorías de zonas protegidas, éstas son designadas y controladas por diferentes administraciones (autoridades competentes) y para algunas es el propio Plan Hidrológico el que las designa.

En cada demarcación el organismo de cuenca está obligado a establecer y mantener actualizado un Registro de Zonas Protegidas, con arreglo al artículo 6 de la Directiva 2000/60/CE y al artículo 99 bis del Texto Refundido de la Ley de Aguas. La inclusión de todas ellas en un registro único en la demarcación resulta de especial interés para su adecuada consideración tanto en la gestión de la cuenca como en la planificación hidrológica.

En el Plan se han identificado los siguientes tipos de zonas protegidas:

  • Zonas de captación de agua para abastecimiento así como, en su caso, los perímetros de protección delimitados.
  • Zonas de futura captación de agua para abastecimiento.
  • Zonas declaradas de protección de especies acuáticas significativas desde el punto de vista socioeconómico.
  • Masas de agua declaradas de uso recreativo.
  • Zonas declaradas vulnerables en aplicación de las normas sobre protección de las aguas contra la contaminación producida por nitratos procedentes de fuentes agrarias.
  • Zonas declaradas sensibles en aplicación de las normas sobre tratamiento de las aguas residuales urbanas.
  • Zonas declaradas de protección de hábitat o especies en las que el mantenimiento o mejora del estado del agua constituya un factor importante para su protección, incluidos los LIC, ZEPA y ZEC.
  • Perímetros de protección de aguas minerales y termales aprobados de acuerdo con su legislación específica.
  • Reservas naturales fluviales.
  • Zonas de protección especial.
  • Humedales de importancia internacional incluidos en la Lista del Convenio de Ramsar y zonas húmedas incluidas en el Inventario Nacional de Zonas Húmedas.

Caudales ecológicos

El régimen de caudales ecológicos se establece conforme a los estudios realizados, recogidos en el anejo 5 de la Memoria del Plan Hidrológico, y al marco estipulado en la Orden ARM/2656/2008, de 10 de septiembre, por la que se aprueba la Instrucción de Planificación Hidrológica, y conforme a lo regulado en los artículos 42 y 59 del Texto Refundido de la Ley de Aguas.

El régimen de caudales ecológicos se establecerá de modo que permita mantener de forma sostenible la funcionalidad y estructura de los ecosistemas acuáticos y de los ecosistemas terrestres asociados, contribuyendo a alcanzar el buen estado o potencial ecológico en ríos o aguas de transición.

La implantación de los caudales ecológicos debe desarrollarse en cada caso conforme a un proceso específico de concertación, para conciliar los requerimientos ambientales, concretados en los documentos precitados, con los usos actuales dentro de cada masa de agua, manifestados en los correspondientes títulos habilitantes. La dificultad del proceso es evidente y exige un tratamiento particular, caso a caso, dentro de las reglas generales de información, consulta pública y participación pública activa, en el que también se pondrá de manifiesto la necesidad de buscar la compatibilidad entre los dos polos y las diferentes posibilidades espaciales y temporales que quepa concebir. Necesariamente, en los casos más complejos se deberá llegar a negociaciones directas con los agentes involucrados, tanto de forma sectorial como en un tratamiento conjunto.

En la práctica, la implantación de caudales ecológicos en la demarcación ha sido un tema de especial interés en el programa de participación pública del proceso de planificación hidrológica. Se ha tratado con carácter general en diferentes talleres territoriales y temáticos y de forma específica en tres talleres de concertación: taller sobre implementación de caudales ecológicos celebrado el 4 de marzo de 2008 en Sevilla, jornada técnica para el análisis de los caudales ecológicos en la Propuesta de Proyecto de Plan Hidrológico del Guadalquivir celebrado en Córdoba el 5 de abril de 2011 y en el taller final del proceso de concertación de caudales ecológicos celebrado en Sevilla el 6 de octubre de 2011.

Durante el proceso de consulta pública se presentaron numerosas alegaciones que de forma explícita aportaron alternativas y comentarios a la propuesta inicial de caudales incluida en el Borrador del Proyecto de Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica del Guadalquivir.

Estas alegaciones, las aportaciones y conclusiones de las reuniones previas, y el contacto permanente entre la Oficina de Planificación Hidrológica con los diferentes usuarios, han permitido elaborar una nueva propuesta ajustada a la variedad de intereses y puntos de vista.

El régimen de caudales mínimos se asegurará en las masas de agua situadas aguas abajo de las principales infraestructuras de regulación, mediante los caudales mínimos diarios, contabilizados como media diaria del caudal circulante, así como, en los puntos de control identificados en el Plan.

Los caudales máximos se limitan aguas abajo de una serie de embalses de regulación, en la época de freza, con el fin de mantener un alto porcentaje de refugio y, por tanto, de hábitat en la masa de agua.

Sistemas de explotación y balances

En aras al equilibrio territorial de la totalidad de la demarcación, la CHG ha desarrollado un intenso trabajo con el fin de integrar en un sistema único la mayor extensión posible de la cuenca, lo que permitirá ofrecer las mismas garantías a los distintos usuarios apostando por una gestión basada en la unidad de cuenca. Por este motivo, se reducen de 15 a 8 los sistemas de explotación incorporando al Sistema de Regulación General todos los territorios con capacidad de interconexión entre sí. De esta forma, el 73% de la demarcación quedará integrado en el Sistema de Regulación General, mientras que se establecen los sistemas parciales de explotación del Guadiamar, el de abastecimiento a Sevilla, abastecimiento de Córdoba, abastecimiento de Jaén, Hoya de Guadix, Alto Genil y Bembézar-Retortillo. Sobre cada uno de ellos se ha realizado un análisis para la obtención de los balances y la determinación de las asignaciones correspondientes.

Sistemas de explotación y balances

Inventario de presiones

El contenido del Plan Hidrológico recoge el inventario de presiones e incidencias antrópicas significativas sobre las aguas existentes en la cuenca del Guadalquivir. Dicho inventario ha permitido que en el Plan Hidrológico se haya determinado el estado de las masas de agua en el momento de su elaboración.

Las presiones sobre las masas de agua superficial y subterráneas consideradas, incluyen:

Contaminación originada por fuentes puntuales

FUENTES DE CONTAMINACIÓN PUNTUAL
Procedencia del Vertido Nº de vertidos
Vertedero 105
Vertido achique de minas 2
Vertido Autorización IPPC 26
Vertido biodegradable 648
Vertido Piscifactoría 15
Vertido sustancias peligrosas 17
Vertido térmico 3
Vertido urbano 903

Contaminación originada por fuentes difusas

Las más significativas en la cuenca son las procedentes de las actividades ganadera y agrícola.

La extracción de agua

EXTRACCIONES DE AGUAS SUPERFICIALES SEGÚN DIFERENTES USOS
Usos Volumen (hm³/año)
Agrario 2.633,69
Abastecimiento 332,79
Industrial 24,50
Energía 31,00
Total
3.021,98


 

EXTRACCIONES DE AGUAS SUBTERRÁNEAS
Usos Volumen (hm³/año)
Agrario 853,65
Abastecimiento Manantial 47,59
Pozos 56,03
Industrial 11,80
Total
969,07

Las alteraciones morfológicas y la regulación del flujo en ríos

 

Presión Número
Presas 112
Azudes 293
Trasvases y desvíos de agua 8
Canalizaciones 225
Protecciones de márgenes 7
Explotación forestal 588
Extracción de áridos 111
Modificación de la conexión natural 8

Las alteraciones morfológicas y la regulación del flujo en masas de agua de transición

 
Presión Número
Muelles portuarios 7
Diques de abrigo 1
Espigones 2
Playas regeneradas 3
Estructuras longitudinales de defensa 4
Dársena portuaria 3
Esclusa 6

Otras afecciones significativas de la actividad humana

Presión Número
Masas con especies alóctonas invasoras 131
Zonas con suelos potencialmente contaminados 572
Embalses con deportes acuáticos a motor autorizados 21

Evaluación del estado y objetivos medioambientales

La Directiva Marco de Aguas (DMA), determina que los estados miembros de la Unión Europea deberán establecer las medidas necesarias para alcanzar el buen estado de las aguas superficiales y subterráneas a más tardar a los 15 años después de la entrada en vigor de la Directiva.

Para ello, en los planes hidrológicos de cuenca se han identificado las masas de agua y se han definido los objetivos ambientales que corresponden a cada una de ellas y la metodología seguida para definirlos.

Evaluación del estado

De acuerdo con los resultados para la situación actual cumplirían con los objetivos ambientales 252 masas de agua de las 443 masas superficiales, es decir, un 56,88%:

Estado de las masas de agua superficiales

En cuanto a la situación actual de las masas subterráneas, cumplirían con los objetivos ambientales 33 masas de agua de las 60 masas, es decir, un 55%.

Estado de las masas de agua subterráneas

Objetivos medioambientales

De las 443 masas de agua superficiales, 203 llegarán al buen estado en el año 2015, 96 llegarán al buen potencial ecológico en el 2015, se establecerán 92 prorrogas al año 2021, 43 prorrogas al año 2027 y se justificarán 9 objetivos menos rigurosos. En la siguiente figura se muestran estos OMA de las masas de agua superficiales.

Objetivos de las masas de agua superficiales

De las 60 masas de agua subterráneas, 35 llegarán al buen estado en el año 2015, se establecerán 13 prorrogas al año 2021 y 12 prorrogas al año 2027. No se ha considerado necesario establecer objetivos menos rigurosos en ninguna de las masas de agua. En la siguiente figura se muestran estos OMA de las masas de agua subterráneas.

Objetivos de las masas de agua subterraneas

Recuperación de costes

En este apartado se muestran los resultados del análisis económico relativo a la recuperación de costes realizado en la demarcación del Guadalquivir. Describe los servicios del agua, los agentes, los costes, los ingresos y los niveles de recuperación, dando cumplimiento a lo dispuesto en la DMA y la correspondiente legislación nacional. Describe también la metodología seguida en el análisis y los criterios generales de valoración. Asimismo, el anejo incluye también una descripción de los sistemas de tarifas y de las excepciones a la recuperación de costes.

Uso (mil euros) % rec. 2005 % rec. 2015 Nota
Suministro en alta (todos los usos) 80,9% 84,0% Se mantiene figura existente del canon añadiendo 100% de recuperación del coste de las nuevas obras regulación PH98.
Servicios de agua urbanos (baja) 87,0% 88,7% Repercusión de los costes de mejora de servicios urbanos.
Servicios de agua para regadío (baja) 76,3% 76,6% Inversión subvencionada de modernización de regadíos, el Estado recibe como contrapartida los ahorros de agua.
Total servicios susceptibles de recuperación
85,2%
85,5%
 

Programa de medidas

El programa de medidas es un elemento clave del Plan Hidrológico en el que se describen las medidas que se adoptan para alcanzar los objetivos de la planificación hidrológica, definidas en el artículo 1 del Reglamento de Planificación Hidrológica (Real Decreto 907/2007):

  • Conseguir el buen estado y la protección del dominio público hidráulico.
  • Satisfacción de las demandas de agua.
  • Conseguir el equilibrio y la armonización del desarrollo regional y sectorial, incrementando las disponibilidades del recurso, protegiendo su calidad, economizando su empleo y racionalizando sus usos en armonía con el medio ambiente y los demás recursos naturales.
Programa de medidas Inversión ejecutada 2009-2011 Inversión 2012-2015 Inversión 2015-2021 Inversión 2021-2027
1. Contaminación puntual 163,09 104,86 556,54 164,36
2. Contaminación difusa 0,00 0,00 0,00 0,00
3.1 Satisfacción de la demanda - Recursos no convencionales 0,00 0,00 0,00 0,00
3.2 Satisfacción de la demanda - Recursos convencionales 0,00 238,26 236,61 0,00
4. Recuperación ambiental 81,18 25,18 274,90 161,17
5.1 Incremento de la eficiencia - Uso agrícola 606,66 206,47 589,98 0,00
5.2 Incremento de la eficiencia - Uso urbano/industrial 62,16 54,63 31,41 0,00
6. Conocimiento, administración y gobernanza 0,00 69,31 6,00 6,00
7. Recuperación de costes (*) 0,00 0,00 0,00 0,00
8. Protección y recarga de acuíferos 0,00 0,00 0,00 0,00
9. Prevención y mitigación de situaciones hidr. Extremas 16,90 59,72 168,34 103,50
10. Aguas de transición y costeras 7,75 51,31 52,93 0,00
TOTAL
937,73
809,74
1.916,70
435,03

* Datos en millones de euros

Participación pública

La participación pública posibilita el desarrollo de la redacción del Plan Hidrológico en estrecha colaboración con el conjunto de actores sociales, económicos, técnicos e institucionales vinculados al agua en el ámbito de la demarcación. Dicho proceso participativo se articula en tres niveles:

  • Información: proporcionar a los ciudadanos los principios necesarios para el ejercicio de los derechos de consulta y participación.
  • Consulta pública: publicación oficial de los documentos en borrador y la apertura de plazo para la presentación de alegaciones o sugerencias.
  • Participación activa: se desarrolla a través de jornadas y talleres monográficos, sectoriales y territoriales donde se informa, debate y consensúa con los agentes interesados las cuestiones principales del Plan Hidrológico de la Demarcación.

Documentos del Plan Hidrológico

En el siguiente enlace se pueden consultar los documentos del Plan Hidrológico de la demarcación hidrográfica del Guadalquivir, aprobado por Real Decreto 355/2013.

Plan Hidrológico del Guadalquivir 2009-2015

Fuente: Oficina de Planificación Hidrológica (junio de 2013)