La CHG adjudica por más de 600.000 euros actuaciones para corregir el deterioro del arroyo Yedra en Canena, Baeza y Rus (Jaén)

01 marzo 2016

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha adjudicado por 632.920,51 euros el proyecto para iniciar la tercera fase de mejora del dominio público hidráulico en los términos municipales de Canena, Rus, Baeza y Espeluy, todos ellos en la provincia de Jaén.

Las actuaciones afectarán directamente a los cauces del arroyo Yedra para los tres primeros municipios y al del río Guadalquivir a su paso por el último de ellos.

En la actualidad, el arroyo Yedra presenta graves problemas de inestabilidad de márgenes y de erosión del lecho, lo que está generando deslizamientos que ponen en peligro, tanto la sección del cauce como servicios próximos a él. Además, está afectando a las parcelas de cultivo aledañas, que están desapareciendo, por lo que la CHG considera la necesidad de actuar con el fin de paliar estos riesgos.

Por otro lado, el río Guadalquivir, a su paso por el término municipal de Espeluy, ha desbordado por la margen izquierda ocupando una antigua madre vieja (cauce antiguo) y llevándose a su paso las parcelas de cultivo.

ACTUACIONES EN EL ARROYO YEDRA

La actuación que se ha proyectado en Canena prevé el encauzamiento completo de la sección del arroyo Yedra para dar continuidad al estado del mismo a su paso por el núcleo urbano mediante losa y muros de revestimiento de escollera.

En los términos municipales de Baeza y Rus, el lecho del arroyo está sufriendo procesos de erosión debido a la velocidad que el agua alcanza en el mismo y a la energía de los acarreos que transporta. Para corregir esta situación, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir va a fijar el lecho del arroyo en un perfil longitudinal de equilibrio para impedir que continúe agravándose la situación, pero además va a elevar la cota del cauce para colaborar con este objetivo. Para ello, se ha diseñado una sucesión de cadenas fluviales que permitan reducir la velocidad del flujo del agua. Esta retención de sedimentos en las cadenas será también la que colabore a estabilizar las laderas.

INTERVENCIÓN EN EL RÍO GUADALQUIVIR

Por otro lado, el Organismo de cuenca también va a actuar sobre el río Guadalquivir a su paso por el término municipal de Espeluy. En este sentido, se ha proyectado un aliviadero lateral de escollera de 34 metros de longitud para controlar el acceso del flujo hacia el antiguo cauce.

Con ello se pretende que, una vez recuperado el cauce de la madre vieja éste se pueda emplear para episodios de grandes avenidas y así lograr una mayor capacidad de evacuación de dicho cauce. La CHG considera que para aguas bajas y pequeñas avenidas, el flujo debe continuar circulando únicamente por el cauce actual, por lo que se estima que debe seguir manteniéndose seco el cauce de la madre vieja. De esta forma, se permitirá el acceso y explotación de los terrenos agrícolas comprendidos entre el actual cauce y el antiguo.