Obras de emergencia para reparar la línea subterránea que suministra energía a la instalación desaladora de agua de mar de Melilla

27 agosto 2018

El Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica, ha tomado razón de las obras de emergencia para reparación
de línea de media tensión y grupos electrógenos que suministra energía a la Instalación Desaladora de Agua de Mar (IDAM) de la Ciudad Autónoma de Melilla.

Las obras han sido realizadas por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, que es titular de una red de distribución eléctrica que suministra energía a las principales instalaciones del sistema de abastecimiento en alta de agua potable a la Ciudad Autónoma, entre las que destaca la citada desaladora.

El pasado 12 de julio se produjo una avería en la línea eléctrica de media tensión que enlaza la subestación José Cabanillas con el centro de seccionamiento de las Adelfas, dejando fuera de servicio a la IDAM e interrumpiéndose, en consecuencia, el suministro de agua potable desde la misma a la población. Fue comunicada por la Comunidad Autónoma a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir

Los trabajos se iniciaron inmediatamente, el 19 de julio, por resolución de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y con cargo a sus presupuestos y han consistido en las reparaciones de los tramos averiados de la línea subterránea de media tensión, la revisión y reparación de seis grupos electrógenos.

Esta actuación urgente ha evitado las interrupciones del suministro eléctrico de la IDAM y de alguna de las bombas existentes en la balsa de Las Adelfas, que también pueden suministrar agua a la estación de tratamiento de agua potable e incrementar el volumen aportado desde los pozos.

Los trabajos han incluido el alquiler de dos grupos electrógenos necesarios para complementar el suministro de energía a la IDAM en la fase de arranque y puesta en marcha, tras la interrupción del suministro de la línea de media tensión.

La población abastecida es algo superior a los 80.000 habitantes de residencia fija, ya que se incrementan en la época estival, más una población flotante diaria estimada en 35.000 habitantes. El consumo diario en el mes de julio se ha aproximado a los 38.000 m3/día, de los cuales el 60% aproximadamente los suministra la IDAM.