Las obras de restauración ambiental del arroyo Riopudio se encuentran ya al 90% de ejecución

12 octubre 2015

Representantes de ADTA, durante la visita cursada a las obras de restauración del arroyo Riopudio

Representantes de ADTA, durante la visita cursada a las obras de restauración del arroyo Riopudio

14 julio 2015- Las obras de restauración ambiental del arroyo Riopudio se encuentran ya al 90% de ejecución, según han podido comprobar representantes de la Asociación en Defensa del Territorio del Aljarafe (ADTA), que han asistido a una visita guiada organizada por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir para unos 30 técnicos y representantes municipales de la comarca a la zona de actuación.

Esta actividad ha permitido a los responsables municipales comprobar sobre el terreno los avances que se están dando y las oportunidades que se están abriendo para los vecinos y visitantes del Aljarafe. Pero, además, con esta iniciativa, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, pretende crear conciencia del importante reto que para las fuerzas políticas de la comarca supone la puesta en marcha de un modelo de gestión, así como de la necesidad de que cuente con la implicación de las instituciones públicas presentes en el territorio para fomentar iniciativas de aprovechamiento económico, social y ambiental.

El Organismo de cuenca ya ha ejecutado todas las actuaciones principales de la restauración ambiental del arroyo Riopudio, un proyecto que cuenta con una inversión de 10,8 millones de euros, cofinanciada en un 80 por ciento con fondos FEDER y el 20 por ciento restante, aportado por la CHG, que espera tener el proyecto completamente finalizado el próximo mes de septiembre.

El proyecto de restauración ambiental del arroyo Riopudio, que se enmarca en el Plan Hidrológico, supone una actuación de gran importancia para el Aljarafe sevillano, tanto por su extensión, ya que las actuaciones benefician a 9 municipios y 150.000 habitantes, como por su valor ambiental.

En total, se está actuando a lo largo de 120 hectáreas. Para la recuperación vegetal de sus márgenes se están restaurando 48,76 hectáreas del cauce, se están plantando 54.984 árboles y arbustos y se están retirando hasta 80.000 metros cúbicos de residuos dispersos por el cauce. Por otro lado, y con el fin de devolver al entorno su valor de corredor verde y su uso público, se han desarrollado 2 senderos en ambas márgenes del arroyo, de 18,7 kilómetros de longitud, así como 5 áreas de descanso, con sendas de conexión y zonas de aparcamiento y uso común.

Además, este proyecto reducirá los efectos de las posibles avenidas, gracias al aumento del cauce, al que se dotará de más estabilidad hidráulica e hidrológica.

El arroyo Riopudio constituye uno de los pocos entornos naturales cercanos a Sevilla y su restauración reforzará la calidad urbana del Aljarafe y la recuperación de parte de su patrimonio natural, perdido en el proceso de una transformación desordenada del territorio. De ella se beneficiarán hasta 9 municipios (Olivares, Salteras, Espartinas, Bormujos, Bollullos de la Mitación, Mairena del Aljarafe, Palomares del Río, Almensilla y Coria del Río), que verán recuperado este corredor verde en el que interaccionan paisaje, medio natural y rural.

La CHG retomó este proyecto después de que la Junta de Andalucía lo paralizara en el año 2010, cuando tenía asumidas las competencias sobre el Guadalquivir. Durante este tiempo, la actuación que ya se había ejecutado sufrió erosiones, socavones, descalces y aterramientos como consecuencia de diversas avenidas entre los años 2009 y 2010, por lo que la CHG tuvo que retomar el proyecto casi desde el inicio, firmándose el acta de reanudación de los trabajos con fecha 1 de agosto de 2013.

ACTOS VANDÁLICOS
De otro lado, la Confederación ha solicitado la colaboración de los ayuntamientos implicados en el proyecto ante los continuos actos de vandalismo que se están produciendo en esta obra y que se han cuantificado en más de 90.000 euros.

Aunque el Organismo ya ha adoptado medidas preventivas, ha pedido a los responsables municipales su implicación en este proyecto para poner fin a estos episodios de vandalismo.

Los primeros robos se detectaron prácticamente desde el inicio de las obras, si bien en los últimos meses se han incrementado de forma considerable. Se han robado desde elementos de cartelería, materiales de construcción y plantas arbóreas, hasta la barandilla de madera instalada en el mirador del molino, hecho ocurrido el pasado mes junio y que fue puesto en conocimiento de la Guardia Civil.

Además de los cuantiosos daños económicos sufridos por los robos, la obra también está siendo objeto de numerosos actos de vandalismo, como la rotura a patadas de 20 metros de talanquera al inicio del tramo 2, la rotura y arranque de numerosas plantas, deterioros en los caminos interiores y en las fábricas de hormigón, rotura de postes de madera y cortes en la malla del cerramiento.