La CHG licita por casi 1,5 millones de euros el acondicionamiento del camino de la CH-2, que une Córdoba y Encinarejo

14 enero 2016

14 de enero de 2016- La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha licitado por 1.493.611,56 euros el proyecto de acondicionamiento del camino de la CH-2 (conocida también como carretera Puesta en Riego), que une el núcleo urbano de Córdoba con la Entidad Local Autónoma de Encinarejo.

Esta actuación tiene como objetivo la mejora de un tramo de 8,8 kilómetros de la carretera CH-2 para garantizar la seguridad de esta vía. Con este proyecto, el Organismo de cuenca, sensible con los principales problemas que sufren los ciudadanos, da respuesta a una demanda histórica de los vecinos de la zona.

Aunque en un principio esta carretera había sido construida como camino de servicio para la explotación del canal del Guadalmellato y de las fincas agrícolas aledañas, con el paso del tiempo este camino ha perdido la finalidad para la fue concebido. De hecho, la expansión demográfica que ha experimentado la zona con el incremento de parcelaciones ha convertido a la CH-2 en una vía muy transitada con tramos que registran Intensidades Medias Diarias (IMD) que superan los 17.000 vehículos al día y un porcentaje de vehículos pesados del 26 por ciento.

El objetivo de este proyecto es la adaptación de la sección estructural y funcional del trazado del camino CH-2 al uso actual y resolver el cruce con arroyos y zonas urbanizadas. Por ello, se han diseñado diferentes secciones para cada uno de los tramos y de sus necesidades.

ACTUACIÓN EN 8 TRAMOS

En total se va a actuar en 8 tramos que discurren entre los términos municipales de Córdoba y Encinarejo (Aeropuerto, Quintos, Golondrinas, Barquera, Majaneque, Villarrubia, Encinarejo y Veredón de los Frailes). Los criterios de diseño adoptados en el proyecto a nivel general contemplan la adaptación de la velocidad a zona urbana o suburbana (límite de 50 kilómetros por hora), con sección de calzada de 6 metros y arcenes o aceras de 2 metros, así como el refuerzo de la sección estructural a fin de adecuarla al tráfico que actualmente soporta esta carretera. La ampliación de los arcenes permitirá la circulación de peatones y bicicletas con mayor seguridad.

En los tramos urbanos se instalarán los correspondientes pasos de peatones elevados reductores de velocidad, así como el acerado y canalizaciones para servicios urbanos.

Además, el proyecto también prevé la incorporación de aceras en zonas urbanas o con desarrollo de urbanización equivalente. Con esta actuación, la CHG quiere integrar las actuaciones previstas en el marco del PGOU vigente. De esta forma, se ha tenido en cuenta la ejecución más o menos inmediata de lo proyectado e incluido en los planes parciales, planes especiales, proyectos de urbanización y proyectos de infraestructuras en cursos ya aprobados.

Una vez que la CHG finalice las obras, cuyo plazo de ejecución se estima en 9 meses, el Organismo de cuenca cederá la titularidad de la carretera a la Diputación de Córdoba, institución que, a partir de ese momento, asumirá la conservación y el mantenimiento de esta vía.