La CHG invierte 1,5 millones de euros en proteger Cañete de las Torres (Córdoba) contra las inundaciones

13 febrero 2015

Cañete de las Torres (Córdoba)

Cañete de las Torres (Córdoba)

13 de febrero de 2015- La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha encomendado a Tragsa por un importe de 1,5 millones de euros un proyecto que tiene como objetivo prevenir y minimizar los riesgos de inundación en Cañete de las Torres (Córdoba). Con esta actuación, que se iniciará tras la firma del convenio que suscribirán la CHG y el Ayuntamiento de Cañete de las Torres, se pretende proteger la zona y evitar así que se vuelvan a repetir inundaciones como las que se registraron en el municipio en mayo de 2011.

Para ello, se contempla un conjunto de obras hidráulicas y urbanísticas en los cauces de los arroyos Guiomar, Dehesilla, Tobar y Cañetejo, entre otros, localizados todos en el término municipal de Cañete de las Torres.

En mayo de 2011 se registraron unos intensos episodios de lluvias excepcionales que provocaron una avenida extraordinaria del arroyo Guiomar, situado en pleno núcleo urbano de Cañete de las Torres, provocando cuantiosos daños materiales y personales.

Los estudios posteriores a la inundación de 201,1 efectuados por Emproacsa, pusieron de manifiesto que, si bien las intensas lluvias registradas entonces y las circunstancias en la que se produjeron fueron extraordinarias, para otras precipitaciones de carácter fuerte, la sección de la galería resulta insuficiente. Además, los informes concluyeron que el tamaño y la forma de las embocaduras son igualmente inadecuados para canalizar los caudales de avenidas, así como que los cauces previos a las embocaduras se encuentran mal conformados, sucios, con obstáculos y sin capacidad para vehicular avenidas extraordinarias. Así, riadas e inundaciones provocan la obstrucción de las embocaduras de entrada a la galería, de tal modo que incluso lluvias de carácter ordinario resultan perjudiciales para el municipio.

Se detectó también que la propia galería se encuentra dañada. Las numerosas acometidas de redes fecales a la infraestructura hidráulica ha generado un ambiente agresivo en el interior de la misma, lo que, unido al arrastre de materiales por el interior de la bóveda, ha contribuido al desgaste de los marcos y, con ello, a la corrosión del armado que queda expuesto.

ACTUACIONES PREVISTAS

Las medidas previstas en el proyecto prevén la limpieza y perfilado del cauce natural, así como el encauzamiento y refuerzo con escollera en los puntos críticos del trazado (arroyos Guiomar, Dehesilla y Tobar) a las afueras del núcleo urbano y el encauzamiento con hormigón en los terrenos colindantes con suelos urbanos o urbanizables. Además, también se contempla la demolición de embocaduras y la construcción de otras nuevas.

Con estas actuaciones se pretende minimizar el arrastre y la pérdida de suelo de los cauces y permitir el crecimiento de vegetación en el lecho, lo que disminuirá considerablemente la sección de paso y la velocidad de transporte de los mismos.

El proyecto contempla también nuevas estructuras de paso y actuaciones en los puentes ya existentes.

La actuación más importante se llevará a cabo en el conocido como Puente Cordón, cuyo orificio de paso del cauce del arroyo Guiomar se muestra claramente insuficiente ante caudales elevados. Los estudios desarrollados determinaron que este arco de medio punto ayudó en 2011 a la acumulación de material de arrastre y favoreció el efecto presa de la estructura provocando problemas de inundaciones. Debido a las características de este puente (data de principios del siglo XX) se ha descartado su demolición y posterior reposición, pero se ampliará la sección de paso y alivio mediante la apertura de nuevos orificios en el dintel existente.

La CHG sí va a demoler y a reconstruir el puente existente en el cruce del arroyo Tobar con la ronda de circunvalación de Cañete, ya que las dimensiones de paso de la estructura actual también resultan insuficientes para el caudal de crecida de este arroyo.

Finalmente, para solucionar los desbordamientos, el proyecto contempla la demolición y posterior reposición de las embocaduras de los cauces a las galerías de embovedado, ya que no se encuentran bien diseñadas y resultan insuficientes.

La CHG financiará el 80 por ciento de esta inversión, a través de fondos FEDER, mientras que el 20% restante lo asumirá el Ayuntamiento de Cañete de las Torres.