La CHG inicia los trabajos de conservación y mejora ambiental en el río Genil a su paso por Granada, Cenes de la Vega y Fuente Vaqueros.

13 noviembre 2018

 La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, ha iniciado hoy los trabajos de conservación y mejora ambiental del río Genil, en Granada, que se desarrollarán en un tramo de tres kilómetros entre la capital de la provincia y Cenes de la Vega, y de dos kilómetros en Fuente Vaqueros.

Las obras están destinadas a la mejora de la estructura de la vegetación de ribera, mediante la eliminación de la flora invasora -como la caña y el ailanto-, y la plantación de especies arbóreas autóctonas. Además, se llevarán a cabo la limpieza de residuos depositados en el cauce y el tratamiento de la vegetación asociada, mediante podas selectivas y talas sanitarias, para mejorar la capacidad hidráulica y la formación del bosque de ribera.

Estos trabajos, con cargo al programa anual de conservación de cauces de la CHG y una inversión global de 580.800€ para la parte de la cuenca incluida en la zona de Granada, cuentan con un plazo de ejecución de seis meses.

Recogidas en la Estrategia Nacional de Restauración de Cauces, estas actuaciones que se han iniciado hoy, repercuten directa e indirectamente en la mejora de la biodiversidad fluvial, contribuyendo al fomento de un uso público del río y de sus riberas, compatible con la conservación del ecosistema fluvial.

Por otra parte, los tramos del Genil, objeto de actuación, también están recogidos en el Plan de Gestión de Riesgos de Inundación (PGRI) de la Demarcación Hidrográfica del Guadalquivir, como Áreas con Riesgo Potencial Significativo de Inundaciones (ARPSI¿s), documento que actualmente se encuentra en fase de revisión y consulta pública.

Desde la CHG se quiere recordar que el mantenimiento de los múltiples servicios que ofrecen los ecosistemas fluviales a la sociedad requiere del compromiso de todas las administraciones y de todos los ciudadanos y ciudadanas, por lo que anima a los interesados a participar en las conservación de las riberas con el control y la supervisión que corresponde a este Organismo de cuenca.