La CHG inicia los trabajos de conservación y mantenimiento de cauces de la zona de Sevilla y Huelva.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, ha iniciado los trabajos de conservación y mantenimiento de cauces de la zona de Sevilla, para lo que movilizará un total de 579.700 euros.

Estas actuaciones, altamente demandadas por ayuntamientos y comunidades de regantes, se ejecutarán, en una primera fase, en 14 términos municipales de las provincias de Sevilla, así como de Huelva y Málaga (provincias adscritas a la zona de Sevilla).

Con carácter general, esta obras, de 8 meses de ejecución, atienden a tres tipos de actuaciones: trabajos de restauración fluvial, para que estos ríos y arroyos dispongan del espacio necesario para asegurar su buen funcionamiento en el transcurso de una avenida; la mejora de la estructura de la vegetación de ribera; y las obras para asegurar la capacidad hidráulica de los cauces que han visto reducida su sección por la excesiva vegetación o por las presiones a las que están sometidos.

Los trabajos de campo previos, necesarios para poder iniciar las actuaciones, ya han comenzado en varios municipios como El Palmar de Troya, en el arroyo Salado de Morón, donde se procederá a retirar taponamientos y acumulación de sólidos para mejorar la capacidad de evacuación del cauce. Actuaciones del mismo tipo se llevarán a cabo en Sierra de Yeguas, en el arroyo de la Albina. Además, ya se están tramitando los permisos correspondientes en Escacena del Campo, en los arroyos Tejada y La Ardileta, para la mejora de los cauces.  

En las próximas semanas, en el municipio de La Roda de Andalucía, se actuará para reducir la erosión que provocan las avenidas en el arroyo Salinoso. En Chucena se eliminarán taponamientos que puedan provocar desbordamientos por falta de capacidad del arroyo del mismo nombre. En el caso de Alcalá del Río, se retirará la vegetación invasora que provoca falta de capacidad y problemas al tránsito de vehículos en caminos que cruzan los arroyos Herreros y Gabino. Y en Aguadulce, se mejorará la estabilidad de los taludes y se protegerán estos frente a la erosión en tramos localizados del arroyo La Rivera.

Otras actuaciones se desarrollarán en el Saucejo, concretamente en el arroyo de los Lobos, donde se recuperará, la rasante del lecho y se protegerán taludes frente a la erosión que afecta a un camino agrícola de titularidad pública. Por su parte, en la Puebla de Cazalla se retirarán sedimentos del río Corbones, para mejorar la capacidad de desagüe del mismo y de otros arroyos que vierten a él.

La CHG también actuarán en los términos municipales de Coria del Río, en arroyo Ugena, para la eliminación de vegetación invasora; en Alcalá de Guadaira, retirando la vegetación muerta y los sedimentos en las riberas; en Palomares del Río, en arroyo Porzuna, con el objetivo de recuperar el trazado en un pequeño tramo y la eliminación de vegetación; en San Nicolás del Puerto, en el río Hueznar, para la retirada de vegetación muerta.

 

Competencias en cauces

Con carácter general, las actuaciones de conservación de cauces se ajustarán a las competencias de los organismos de cuenca, en este caso la CHG, a través de su Comisaría de Aguas, atendiendo a la disponibilidad presupuestaria y al interés general.

No obstante, se tendrán en cuenta en la medida de lo posible las peticiones recibidas por parte de los Ayuntamientos y particulares, aunque se recuerda que el mantenimiento de los tramos de cauce atravesados por puentes o pasarelas corresponde a los titulares, y la conservación de los tramos urbanos es responsabilidad de las Administraciones Locales.

En todo caso, cualquier persona o administración podrá actuar en los cauces públicos obteniendo previamente la autorización.