El Gobierno autoriza la suscripción del convenio para que España participe en la infraestructura europea LifeWatch-ERIC, en el que colabora la CHG

15 abril 2016

El Consejo de Ministros ha ratificado la autorización provisional para la suscripción del convenio de colaboración que España participe en la infraestructura europea LifeWatch-ERIC, infraestructura europea dedicada a la investigación en la biodiversidad.

La participación española está apoyada por tres instituciones, que suscribirán el convenio: el Ministerio de Economía y Competitividad, a través de la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación; el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir; y la Junta de Andalucía.

LifeWatch es una infraestructura científica-informática que proporcionará información y servicios a la comunidad científica y a los gestores ambientales relacionados con el estudio y gestión de la biodiversidad, surgida del Foro Estratégico Europeo para las Infraestructuras de Investigación (ESFRI, en sus siglas en inglés), que incluyó en su Hoja de Ruta de infraestructuras para la investigación la creación de LifeWatch.

Los trabajos de investigación vinculados a LifeWatch permitirán evaluar en un laboratorio virtual, mediante simuladores, el impacto del cambio global sobre determinadas áreas geográficas, o del desarrollo urbanístico o de la instalación en su entorno de un núcleo industrial, por ejemplo. Para ello se procesará la información existente sobre la flora y la fauna de un territorio y de sus condiciones ambientales asociadas, y se aprovecharán las TIC para analizar diferentes escenarios temporales e implementar las medidas medioambientales más eficaces para preservar su biodiversidad.

Este convenio, hoy autorizado por el Consejo de Ministros, tiene el objeto de regular las condiciones para la participación de España en esta infraestructura europea.

SIETES PAÍSES EUROPEOS PARTICIPANTES, CON SEDE EN ESPAÑA

Además de España, participarán en LifeWatch-ERIC seis países más: Bélgica, Grecia, Holanda, Italia, Portugal y Rumanía.

Por decisión unánime de los países interesados en la construcción de LifeWatch, se acordó que la sede administrativa de esta infraestructura estuviera en Sevilla. España albergará, además, la infraestructura informática central sobre la que se dará servicio a los usuarios de LifeWatch.

Para la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir la participación activa en esta infraestructura reviste un especial interés, ya que los medios que se van a utilizar y los objetivos que persiguen son complementarios de los fines que persigue la Directiva por la que se establece un marco comunitario de actuación en el ámbito de la política de aguas.

Unido a lo anterior, y desde un punto de vista territorial, en la cuenca hidrográfica del Guadalquivir se asientan entornos naturales sobre los que debe recaer todo el esfuerzo de las Administraciones Públicas para su investigación, prevención y protección, como el Parque Nacional de Doñana, siendo los recursos hídricos, sobre los que tiene competencia la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir un aspecto clave para la investigación de los ecosistemas y la biodiversidad.

APORTACIONES ECONÓMICAS

Las tres instituciones españolas participantes se encargarán de realizar las aportaciones económicas asociadas a las obligaciones de España como miembro de LifeWatch.

En el periodo 2016-2019 serán un total de 1.938.600 euros, a partes iguales por la Junta de Andalucía y la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. Así, cada una de estas instituciones aportará 242.325 euros anuales durante dicho periodo.

Mientras tanto, las contribuciones obligatorias en especie asociadas a la participación española en LifeWatch-ERIC suponen un total de 13.731.749 euros para el período 2016-2019, y serán realizadas conjuntamente por el Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO), la Junta de Andalucía y la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, según su ámbito de actuación.

Las contribuciones en especie, en todo caso, superan la cantidad correspondiente a las contribuciones obligatorias. En total representan 23,5 millones de euros, de los que el Ministerio de Economía y Competitividad aportará 7.498.000 euros, mientras que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y la Junta de Andalucía aportarán ocho millones de euros cada una de ellas, a razón de dos millones de euros anuales.